USO DEL ACEITE DE LINAZA EN LA MADERA » Protección contra insectos

El árbol de lino es una planta de cuyos múltiples y diversos usos se tiene conocimiento desde hace muchísimo tiempo. En un primer momento de su historia, fue utilizado por sus potencialidades y capacidades en el ámbito textil. Existen crónicas verificadas de 50 siglos de antigüedad, que detallan el uso del lino para fabricar ropa y cuerdas. Igualmente, el aceite de linaza se ha utilizado en la protección de la madera del ataque de agentes externos… y para embellecerlas.

Hasta hace apenas tres siglos fue, junto con la lana, el material más utilizado en la artesanía e industria europeas. En épocas mas recientes, las semillas de lino se fueron sustituyendo, y para ciertos fines, primero por el algodón más tarde, por fibras artificiales.

Las semillas del árbol de lino se utilizan al día de hoy, básicamente de dos maneras. La primera de ellas, para producir alimentos y elaborar preparaciones medicinales; la segunda, para producir aceites (de diversas aplicaciones) que se obtienen mediante la técnica del prensado en frío. El aceite de lino, como loción medicinal, se usa para la reconstitución de la piel en afecciones cutáneas y quemaduras.

En la actualidad, el grueso de su producción de linaza se reserva a la fabricación de aceites para uso industrial. En este ámbito, no solo se la utiliza como producto acabado (el aceite) sino además, para fabricar barnices y pinturas. Los artistas plásticos lo aprovechan para diluir y mezclar la pintura al óleo. Los carpinteros lo emplean para curar y proteger las maderas

¿Qué es la linaza, qué propiedades posee?

aceite de linaza propiedades

La linaza es el aceite extraído de las semillas de la planta de lino, mediante la vieja técnica del prensado. Por sus propiedades, se le ha utilizado tanto en el arte culinario y como en el cuidado de la salud. Pero, a este aceite se la ha dado otro uso, también muy antiguo, que es la protección de la madera. Describamos brevemente sus propiedades en relación con la madera.

  • Sella tus poros.
  • La protege de la acción de los rayos ultravioleta.
  • Repele de la humedad y por tanto, la protege (propiedad hidrófuga).
  • Ayuda a reavivar el color natural de la madera y realza sus vetas.
  • Conserva su humedad natural y evita que se reseque y resquebraje.
  • Le da a la madera visos cálidos.
  • Protege contra los ataques de insectos o bacterias que la pudren o manchan cuando está en exteriores.
  • Previene el crecimiento de parásitos vegetales como los hongos.

Por estas cualidades, es más adecuada para usarla en maderas que tienen un acabado tosco y natural. Se aplica, por lo general, directamente sobre las maderas sin otro tratamiento previo. En espacios exteriores, y por ser refractaria al agua y la humedad, se hace preferible a los barnices sintéticos. En el caso de que desees pintar la madera, no será conveniente que la selles previamente con aceite de linaza. La pintura que utilices, no se le adherirá.

Modo de utilizar el aceite de linaza

aceite de linaza virtudes

En primer lugar, debes utilizar el aceite sobre madera natural, seca, si la madera ha sido barnizada no lo absorberá. El aceite puede ser aplicado con brocha o sencillamente, con un trapo o paño de algodón hasta saturar la madera. De este modo actuará eficazmente en su protección.

En segundo lugar, no necesariamente debes aplicar varias capas, con aplicar solo una es suficiente para proteger la madera. En tercer lugar, es conveniente hacer una primera prueba del acabado, en un lugar poco o no visible. El aceite de linaza tiene la útil ventaja de que seca rápidamente.

Para aprovechar correctamente las propiedades del aceite de linaza, se recomienda tomar en cuenta la temperatura del ambiente. En el caso de que la temperatura sea mayor a 20° C, será suficiente hacerle mantenimiento una vez al año. Si la temperatura es inferior a 19° C, el tiempo para retocar se prolongará a dos años.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…