¿QUÉ ES LA SEMILLA DE LINO Y PARA QUÉ SIRVE? » Propiedades y usos

La semilla de lino a la luz de los conocimientos modernos, ha llegado a ser apreciada como un grano portentoso. Es también conocida (en forma general) como linaza y se le halla en la planta homónima. Esta, es un arbusto de tipo oleaginoso cuyo origen se encuentra en los alrededores del mar Mediterráneo. De ella se puede producir harina y también, se puede extraer sus aceites.

Las semillas de lino pueden variar de color desde el marrón café oscuro hasta el amarillo claro o dorado. El color de la semilla se distingue en relación con la cantidad de pigmento que recubre su exterior. Dependiendo del momento de su cosecha, puede tener más pigmentación y entonces será más obscura la semilla.

Hasta no hace mucho, era considerada como un planta de uso artesanal o industrial en razón de sus posibilidades de utilización como materia textil. No se pensaba en ella como alimento o bien como artículo medicinal. Investigaciones recientes, habiendo mostrado su valor nutritivo. Han generado interés tanto en la industria de alimentos como en el consumidor.

Desde entonces, se ha podido observar que para los sectores agroindustrial y de la salud ha ido cobrando relevancia tanto la producción como su procesamiento y mercadeo. Su considerable cantidad de propiedades reconocidas universalmente, hacen de la linaza en un alimento de tipo bioactivo.

semilla de lino propiedades

Asimismo, en el ámbito norteamericano utilizan el vocablo linaza para referirse, específicamente, a la semilla que se utiliza para alimentación humana. En contraste, se usa el término semilla de lino cuando el producto es utilizado con objetivos industriales. En el continente europeo, se habla de semilla de linaza en referencia a la fabricación de textiles.

Las propiedades de la semilla de lino

Se ha podido descubrir que la semilla de lino es sumamente rica en proteínas, grasas y fibra dietética. De la misma forma, se ha llegado a precisar que contiene hasta 27 gramos de fibra por cada 100 gr. El aceite que se extrae de ella posee grandes cantidades de aceites poliinsaturados particularmente omega 3 y omega 6.

La linaza contiene gomas y mucílagos, fibras dietéticas que ayudan a la reducción de los niveles de colesterol en sangre. En consecuencia, puede actuar como reguladora en el endurecimiento de las arterias ayudando a prevenir la arteriosclerosis.

Como elemento adicional, posee una alta capacidad de funcionar como antioxidante. Todos estos componentes, en su conjunto, suelen favorecer una saludable calidad de vida. El interés generado por las cualidades de la semilla de lino, ha inspirado su inclusión en una amplia variedad de alimentos cotidianos. Hoy en día se utiliza en panes, barras energéticas, galletas, etc.

Dentro de los cánones de salud más actualizados, la semilla de lino tiene una ventaja adicional respecto de otros cereales. La linaza no contiene gluten como sí se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno.

¿Para qué sirven las semillas de lino?

semilla de lino beneficios

Su contenido de grasas, fibra y proteínas y las propiedades de su aceite, generan efectos beneficiosos sobre las funciones hormonales en las mujeres. Esos elementos se aproximan a los estrógenos humanos pudiendo actuar como sustitutos de las hormonas sexuales femeninas.

Su consumo regular, contribuye a reducir la tensión arterial y, por lo tanto protege de enfermedades cardiovasculares. Se sabe, además, que actúa en la prevención de enfermedades como el cáncer de mama y de próstata además de la diabetes.

No se pretende afirmar que el consumo de la semilla o sus componentes, logre hacer desaparecer algún tipo de cáncer. Sin embargo, sí se ha podido observar que algunos componentes de las semillas de lino combaten el cáncer. Igualmente inducen una mejoría en las personas que la habían incluido en su alimentación diaria.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…