FORMAS DE MOLER LAS SEMILLAS DE LINO » Beneficios nutritivos

Es un saber mundialmente aceptado que las semillas de lino son un alimento digno de ser incluido en cualquier dieta. Incorporar la linaza en nuestras comidas diarias, revierte en un notorio mejoramiento del funcionamiento del organismo y de nuestra salud. Cuando decidas a utilizarlas en tu alimentación, recuerda que la linaza molida es la mejor manera de aprovechar sus nutrientes. Y te decimos además, las formas de moler las semillas de lino.

¿Qué son las semillas de lino (linaza)?

Las semillas de linaza provienen de la planta homónima originada en la región geográfica Oriente Medio: el lino. Su nominación latina nos sugiere el valor que se le reconoce, Linum usitatissimun que se traduce como la más utilizada. Desde hace milenios se la ha cultivado para aprovechar sus productos fundamentales que son la fibra y sus semillas. De la semilla se produce por un lado harina y por el otro, el aceite de linaza.

La semilla de lino es rica en ácidos grasos omega 3, antioxidantes y los llamados fitonutrientes. Tiene una inmensa variedad de usos desde alimenticios hasta medicinales y es, por demás, muy fácil de usar. Te sirve para preparar galletas y panes, puedes incluso agregarlo a ensaladas, carnes y hasta en tus bebidas. Su alto contenido de fibra dietética es un generoso estimulante de la digestivo, por eso es recomendable añadirlo en diferentes recetas para bajar adelgazar.

moler semillas de linaza

A pesar de su docilidad, se hace necesario formular, en principio, un par de advertencias o consejos. Uno, si deseas sacar el mayor provecho a sus nutrientes, lo mejor es moler las semillas justo antes de consumirlas. Si las consumes sin molerlas, es muy probable que se desperdicien esos nutrientes. Dos, debes procurar conservarlas en un lugar seco, fresco y obscuro para evitar o retrasar el proceso de su oxidación.

¿Cómo moler las semillas de lino?

Existe una variedad de procedimientos y artilugios para que puedas moler tus semillas de lino apropiadamente. El primer procedimiento es, por supuesto, molerlas a mano. Esto requiere algo de tiempo y de energía dada la dureza de la cáscara de las semillas. Igualmente, puedes valerte de algún aparato o equipo electrodoméstico que poseas. Está de más decirte que debes elegir el que te resulte más cómodo o práctico.

Molinillos de semillas o de especias

Los molinillos de semillas de lino son tu opción más fácil y rápida. Son molinos parecidos a los de café, pero que se usan específicamente para las semillas de lino. Simplemente echa las semillas en el cuenco del molino y tápalo; preséntalo sobre un tazón o un plato y gira el asa para moler las semillas. Resulta muy para agregar con facilidad a una ensalada o a tus platos de carne.

Puedes usar igualmente un molinillo para pimienta o especias, el modo de operarlo es exactamente igual que el anterior. Gira el asa de 1 a 5 minutos, o hasta que las semillas molidas alcancen la textura que desees. Sostén el molino sobre el plato o sobre un envase para guardarlo.

Molinillos de café y morteros

linaza molida

Una alternativa equivalente a las anteriores, es usar un molino casero de café, resulta un método rápido y eficiente. Puedes procesar de una sola vez, hasta 250 gr de semillas. Gradúa el molino en la medida y tritura las semillas durante uno doce segundos. Esta es una forma fácil de agregarles nutrientes a las comidas.

Los morteros son también una buena manera de moler las semillas de lino; sean de mármol o de piedra, son buenas opciones. Con un mortero puedes moler desde una cantidad mínima hasta 1 taza de semillas a la vez. Echa las semillas en el mortero y luego tritúralas presionando con la mano mediante giros continuos. Tritura de forma constante hasta obtener la consistencia que deseas.

Procesadores de alimentos

La tecnología moderna te ayuda a facilitar todo trabajo culinario. Para moler las semillas fácil y rápidamente, puedes acudir a los modernos procesadores de alimentos. Con uno de estos aparatos puedes moler hasta 750 gr de semillas de una vez y en muy breve tiempo. Echa las semillas en el procesador, gradúalo en el nivel más fino y déjalo operar cerca de 15 minutos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...