ACEITE DE LINAZA O DE SEMILLAS DE LINO » Usos y beneficios

De las semillas de la planta del lino se puede extraer dos tipos de aceites. El primero, el aceite de linaza, el segundo, aceite de lino. Usualmente se nombran sin diferencias, pero es necesario saber que el primero es usado en actividades ajenas a nuestra alimentación. El aceite que sí se usa para el consumo humano es, precisamente el segundo, el aceite de lino.

El aceite de lino o de semillas de lino, se produce desde la semilla de la planta homónima. Puede ser extraído de varias maneras pero se hace, principalmente, mediante el procedimiento del prensando en frío. Ha sido universalmente establecido que de esta manera, es capaz de proporcionar una mayor cantidad de nutrientes. Y por la preservación de esos numerosos nutrientes, el aceite llega a brindar muchos beneficios a la salud.

La semilla de lino puede contener hasta un 40% de aceite. De este aceite, el 55 por ciento está constituido por el ácido graso conocido como omega 3 o 6. Es importante almacenarlo en un lugar fresco para que se pueda preservar adecuadamente.

Aceite de linaza prensado en frío

La calidad del aceite depende tanto de la idoneidad de la materia prima empleada como del proceso usado para su extracción. El aceite de la mejor calidad es el aceite que ha sido producido mediante la técnica del prensado en frío. En el momento de adquirir aceite, es recomendable revisar que la etiqueta lo describa como de primera extracción en frío.

aceite de linaza

El aceite de lino es muy delicado y tiende a tornarse rancio rápidamente, así que es importante tomar ciertas previsiones. El frasco que lo contenga, debe ser opaco o ámbar y debe estar almacenado en un lugar seco y fresco. El objetivo es que no sufra los efectos que causan los rayos del sol que le puedan llegar directamente.

Una vez abierto, puede ser almacenado en el refrigerador para poder preservar su frescura. Sin embargo, para prevenir su oxidación e impedir que se reduzcan sus propiedades, es importante que el envase del aceite de linaza permanezca bien cerrado.

El aceite de linaza en la alimentación

Para incluir el aceite de semilla de lino en nuestra alimentación, es necesario saber que se puede encontrar en diversas presentaciones. Existen principalmente dos configuraciones en las que se puede adquirir el aceite de semillas de lino. La primera, es el formato líquido regular. La segunda, como capsulas denominadas: suplemento de aceite de lino (o linaza).

Ambas presentaciones aportan los mismos beneficios aunque sean provistos con leves variantes. Con el formato líquido normal (aceite) estamos ingiriendo más contenido calórico. Con la presentación en forma de cápsulas o perlas, recibimos, en forma dominante, el principio activo o ácido graso, los omega 3 o 6.

Aun así, cualquiera que sea la forma como lo ingiramos, siempre estaremos recibiendo del aceite de linaza sus propiedades antioxidantes y regenerativas.

Podremos aprovechar los beneficios de sus ácidos grasos poliinsaturados reguladores del colesterol, de la fibra coadyuvante de los procesos digestivos. Asimismo, podremos aprovechar el conjunto de vitaminas y minerales que lo componen.

propiedades del aceite de lino

¿Cómo usar el aceite de lino?

La pureza del aceite de lino, la preservación de sus propiedades obliga a hacer algunas recomendaciones respecto de su uso. La fundamental es que se use tal y como viene, a modo de aderezo o alioli en nuestros platos. Igual se puede consumir directamente con una cuchara.

Lo importante es tomarlo con la menor cantidad posible de añadidos. Se sugiere rigurosamente nunca utilizarlo para freír, tiene un nivel de resistencia al calor muy bajo. Si se lo utiliza para cocinar, elevar su temperatura conducirá a su oxidación y, por tanto, verá mermadas sus propiedades.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…